Carpe Diem, aprovecha el momento y vive cada día como si fuera el último.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

Carpe diem, esta fantástica expresión latina de aprovechar el momento debe de ser nuestro mantra para vivir y no sobrevivir a la vida.

En la vida hay momentos que te sorprenden de golpe, y lamentablemente durante las últimas semanas he visto cosas terribles que han pasado alrededor del mundo y en especial en lugares, situaciones que en teoría nunca deberían de pasar, y eso provoco en mí nubosidad en mis ideas y falta de capacidad para concentrarme y escribir.

Pero es justamente por eso que me surgió hablar de este tema que muchas veces pasamos por alto en nuestra vida, ya que casi en automático cumplimos con nuestras obligaciones de la vida diaria pero dejamos de saborear y vivir realmente la vida, nos llenamos de excusas de por que no estamos haciendo determinada cosa e inclusive frustrados reflexionamos durante algunos momentos de nuestros días “¿en verdad es solo esto lo que vida tiene que ofrecerme?”. Es jodido lo sé, pero realmente no tendría que ser así, nosotros controlamos nuestra realidad y nuestro destino, por más que se empeñen en decirnos lo contrario.

Si queremos viajar por el mundo durante un año, lo podemos hacer aunque vivamos en un país de tercer mundo y “paguen una miseria”. Si queremos vivir de un negocio por Internet, o siendo freelancer, lo podemos lograr, por más que haya mucha competencia y que “todo sea una estafa por internet”. Si queremos abrir una empresa, lo podemos conseguir, aunque “no haya lugar para más empresas” y que no tengamos el capital para montarla. Si queremos conquistar a esa chica/chico de nuestros sueños, lo podemos conseguir, por más que “sea feo, no tenga un cuerpo de gimnasio y no sea rico”.

Lo que si es verdad es que para lograr cualquiera de las anteriores y más, se necesitan un componente fundamental: el esfuerzo constante. Con el ten por seguro que las puertas de cualquier cosa en la vida se te abrirán. Si para abrir tu empresa tienes que vivir a base de atún y cereal durante 1 año para conseguir el capital inicial, lo haces. Si para viajar por el mundo tienes que dejar de salir de fiesta todos los fines de semana, tienes que dejar de consentirte con cosas materiales sin trascendencia durante un largo tiempo, y tienes que vender tu Xbox one o tu Mac de última generación, lo haces. Si anhelas eso con todo tu corazón no te supondrá un esfuerzo imposible, pero si no lo logras es que no lo deseabas realmente.

Vive, disfruta tu vida, haz que todos los días valgan la pena y que ellos te hagan levantarte con una sonrisa siempre, no solo en vacaciones. Haz lo que tengas que hacer para concretar tus metas, y no las postergues. Aunque parezca que la muerte está mas cerca para los viejos la realidad es que la muerte esta igual de cerca para todos, la vida no es una ecuación lineal en la que siempre ocurre lo que tiene que ocurrir, con lo cual que mejor que andar haciendo lo que nos hace felices, aprovechando el momento, olvidándonos del pasado y del futuro, y simplemente siendo hoy lo que tenemos que ser. Así cuando nuestra hora llegue no tendremos que arrepentirnos de nada y veremos con gran alegría el legado que hemos dejado en la sociedad, en nuestra familia y amigos.

“¿Cómo saber qué es algo por lo cual vale la pena frustrarse o enojarse? Porque te acordarás de ello en tu lecho de muerte.

Y – según dicen – en tu lecho de muerte lo ves todo claramente.

Y perdonas cosas que pensaste que no perdonarías.

Y entiendes cosas que pensaste que no entenderías.

Así que si al final de todo el asunto vas a perdonar y entender, bien puedes hackear el proceso y hacerlo desde hoy.

Sé lo que ya sabes que tienes que ser”.-Aaron Benítez.

Espero que te haya gustado el post, ya sabes que si te gusto puedes comentarme algo, suscribirte o compartirlo. Aquí abajito pones tu correo, le das al botón si quiero y listo, ¡es gratis!

Quiero estar al día de todas las novedades del blog.






Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+