Barcelona: más que una cuidad, una experiencia única.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

Barcelona es una cuidad que es imposible que se borre de tus recuerdos. La arquitectura rara pero exquisita , los extensos kilómetros de playas, las ramblas, etc., te alientan a que dejes el pasaporte olvidado y te quedes por mucho tiempo.

Barcelona es de las ciudades que han superado por completo mis expectativas. Sinceramente me espera una cuidad que era como una “mini Madrid” pero nada más lejos de la realidad.

Cuando llegas a Barcelona empiezas a quedar encantado, desde que transitas por el centro de la cuidad, y puedes experimentar la originalidad y rareza exquisita de su arquitectura neo gótica, influenciada en gran medida por el mítico artista Antoni Gaudi. La Iglesia de la Sagrada Familia es el punto de máximo de la exposición de este genial estilo, que no dejara indiferentes ni a propios ni extraños (Resultó tan complejo el desarrollo de esta iglesia que aún hasta el día de hoy se sigue construyendo y se terminará en 2026).

Barcelona te transmite así mismo una sensación de que la cuidad vive para la expresión artística y exaltación de la cultura. Volteas por doquier y puedes encontrar museos, conservatorios, y gente en la calle que muestra su arte, parecido en gran medida a lo que vives en París.

Barcelona también es un gran lugar para los turistas en general que tienen muchas ganas de conocer Europa pero no de congelarse. Al estar en la frontera con Francia y estar rodeada de playas cuenta con un clima envidiable en verano y bastante aceptable en invierno, ya que nunca suele nevar ahí, lo que hace que haya bastante afluencia de turistas hasta en esas épocas.

Si has tenido el privilegio de visitar playas caribeñas tienes que tener muy presente que no hay nada igual en todo el planeta en cuanto a la belleza visual que desbordan, pero aún así hay playas como las de Barcelona que a pesar de tener un toque un poquito más tosco visualmente hablando (son de tono café a diferencia de la blanca arena del caribe) son bellas, ya que su cercanía con el mediterráneo le favorecen, no por nada millones de ingleses la visitan año con año.

Y bueno, ¡ni que decir de las famosísimas Ramblas de Barcelona!. Son un espectáculo a parte. Poquísimos lugares en el mundo me he sentido tan cómodo simplemente andando y dejándome llevar, maravillándome por toda la naturaleza y cosas que me rodeaban, como en ese preciso instante. Si tuviera que compararlo con algún lugar del planeta, sería sin duda a la experiencia que viví en Venice Beach, en Los Ángeles.

Creo que después de la emoción que han transmitido mis palabras no puedo dejarlo más claro, Barcelona tiene que estar si o sí dentro de tu lista de viajes imperdibles por Europa. De hecho incluso cuando estás cerca de partir, te transmite tan buenas sensaciones la cuidad, que rememoras la época de tu niñez en las que querías que te compraran algo y hacías berrinche para conseguirlo, nada más para terminar de darte cuenta que era algo que simplemente no pudo ser. Quizás “olvidando casualmente tu pasaporte” podrías conseguirlo. Cuentame que tal te va con eso 😉

No olvides comentarme todas las ideas que pasen por tu cabeza y dudas sobre la cuidad aquí abajito en los comentarios. Si veo varios comentarios sugiriéndome que hable mi visita al Camp Nou (Estadio de fútbol del FC Barcelona) y fotos de la experiencia puedo con gusto anexarlo a este post 🙂

Quiero estar al día de todas las novedades del blog.






 

 

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+