Los Angéles, la ciudad donde los sueños se hacen realidad.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

Hollywood tierra de sueños de millones nos demuestra porque es tan deseada en cada rincón de la ciudad.

L.A. tiene un encanto que difícilmente vas a poder adquirir en otras ciudades alrededor del mundo, lo más curioso es que no necesita valerse de grandes monumentos o arquitectura histórica para conseguirlo. Su clima espectacular (templado casi todo el año), sus hermosas colinas y el bullicio de una ciudad que vive de forma intensa y diferente hasta las noches, son garantía de que pasarás momentos y experiencias inolvidables.

El planetario fue algo que disfrute mucho por dos grandes razones: primero porque te adentras a las montañas y espectaculares tomas panorámicas de toda la ciudad (no hay lugar en toda la ciudad que te permita tomar mejores fotos que ahí, bueno si lo hay, el cartel de Hollywood pero claro aquí no promuevo acciones ilegales) ; segundo porque cuentan con un telescopio gigante que permite que tengas acercamientos bellísimos a muchos planetas, estrellas y constelaciones, lo que la dota de una experiencia sin igual.

También pasear por Beverly Hills más concretamente en Rodeo Drive fue una experiencia surrealista. La ostentación y el capitalismo a su máximo expresión, tiendas de joyas, ropa italiana, Lamboghinis, Bentleys, etc. Me ayudo a motivarme todavía más el ver cosas tan caras tan cerca, la imposibilidad de la compra se reduce a solo unos escasos metros y una chequera de millones de dólares. Igual esta a solo unos pasos el Beverly Wilshire que es lugar oficial donde se filmo la famosa película de Julia Roberts, Mujer Bonita.

En general Los Ángeles es una ciudad que no deja indiferente a nadie, capaz de proporcionar aventuras para todos, desde el momento que vas caminando por las calles puedes puedes sentir que es una ciudad diferente, sui generis, en la cual te topas con gente de todas partes del mundo que viene a sentir esa vibra de grandeza y esperanza de alcanzar el estrellato en Hollywood (lo normal es encontrarse en las calles principales de la ciudad a gente en la calle vendiendo su música y toparte con gente que se toma un año sabático para probar suerte). Pero sin duda si eres mexicano, Los Ángeles te hará sentir completamente en casa, y aunque no lo fueras vas a disfrutar bastante, la cantidad de personas que hablan español es asombrosa, me atrevería a decir que se habla más español que inglés en esa ciudad, y por si fuera poco hay un barrio latino que esta lleno de restaurantes y tradiciones mexicanas, lo cual el ambiente te empapará de aventuras mexicanas; tacos, tequilas y mariachis no faltarán.

Te recomiendo leer:

Bélgica: cosmopolita, elegante y muchos postres.
Las Vegas: la ciudad del pecado se reinventa de la mejor manera.

Y bueno como olvidar Venice Beach, ese lugar que encumbro a famosos como Arnold Schwarzenegger en el Muscle Beach Gym. En general toda esa zona es bellísima, y te ofrece aventuras por doquier, caminas por toda la zona de playas rodeando comercios, skateparks, áreas de juegos,  y para los que buscan recreaciones con tintes de aventureros filosóficos, existenciales o simplemente para pasar el rato, en cada esquina hay “green doctors”, que son básicamente lugares que te proveen de marihuana con prescripción médica. Aunque todo mundo sabe que sólo es la excusa para poder drogarse de forma legal.

Para mí que he vivido tantos atardeceres en las playas de Cancún puedo decir que un atardecer en Venice Beach es igual de imponente y relajante, al punto de que logras una intensa conexión con la naturaleza, son esos momentos de mi vida que hubiese deseado que se pudieran congelar, son postales eternas que guardare siempre en mis pensamientos.

Los Ángeles fue como un parque de diversiones para mí, es una ciudad tan especial y diferente por todo lo que antes he comentado, que resulto muy difícil despedirse de ella. Cada año añoro la posibilidad de poder regresar a esa fantástica ciudad, además por si fuera poco te da la posibilidad de trasladarte en coche a unas pocas horas (5 horas aproximadamente) de Las Vegas. Pero eso ya es otra historia..

Quiero estar al día de todas las novedades del blog.






Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+