París: la cuidad que te va a enamorar perdidamente.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

París, la cuidad de la luz, es capaz de deslumbrar con intensidad a cualquiera que la visite.

París, siempre me ha causado fascinación, primeramente por el hecho de toparme desde chico con que varios artistas celebres han vivido partes de su vida ahí (Dalí, Van Gough, Victor Hugo, Leonardo Da Vinci, entre otros), lo que me puso a reflexionar sobre que le veían a esa cuidad, y empecé a investigar. Resulto ser que en la mayoría des los casos estos artistas iban a París a buscar inspiración y a codearse con otros artistas, lo que fomento de forma gradual y sostenida que se fuera formando un mito que continua hasta nuestros días de una cuidad icónica y cultural a más no poder.

París te atrapa desde el momento en que pisas un pie en sus calles, la arquitectura neo clásica, combinadas con toques de modernismo la hacen una cuidad bellísima y sui generis. Ninguna cuidad de todo el planeta desborda tanta belleza visual como París.

Y ni hablar de lo especial que resulta el poder subirte a la torre Eiffel, toda París se pone a tus pies y la paz y la belleza de esta se magnifican. Resulta doblemente especial si llegas a subirte una hora antes de que anochezca, ya que puedes vivir los dos contrastes, el día y la noche, la calidez y el frío de forma única.

Barrios imprescindibles que debes de visitar en París son los campos elíseos, Saint Germain des-Pres, y Montmatre. El primer por ser sede del famoso monumento y de tiendas de “haute couture” o alta costura, el segundo por tener cafeterías muy exclusivas, jardines y calles de lo más preciosas de París, y el tercero por tener el cabaret más antiguo del mundo el Moulin Rouge y por ser sede del barrio en el que todos los artistas habitaban y algunos incluso siguen habitando (Te será común ver a gente pintando en las calles, tocando instrumentos y expresándose artísticamente).

París aunque no es una capital europea grande, resulta muy encantadora y no te engañes, que no sea grande no significa que no te puedas perder por sus calles, estuve tratando de dar con un local comercial muy famoso llamado Galerías Lafayette y estuve casi 2 horas caminando y caminando por la cuidad hasta que di con él haha. Pero eso es justamente lo mágico de París hasta perderte en sus calles no resulta angustiante sino todo lo contrario, encantador y fascinante.

 

Otra de las cosas que resultan imprescindibles realizar en París es el darte un paseo por el río Sena. Pasaras a un costado de la torre Eiffel y podrás gozar de vistas espectaculares del corazón de la cuidad e incluso poder ver el famoso puente de los candados, en el cual las parejas de enamorados van a sellar su amor dejando el suyo ahí y tirando la llave al río. Una costumbre bastante bonita que todavía perdura aunque ya se ha vuelto bastante difícil encontrar un sitio donde ponerlo.

En fin, París es una cuidad que te va enamorar perdidamente y te dejará secuelas, será como un primer amor al que pierdes abruptamente de golpe, y es que el poder disfrutar tantas sensaciones y emociones en tan poco tiempo genera justamente eso, un sentimiento de que tenías todo y de que quieres más.

Quiero estar al día de todas las novedades del blog.






 

 

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+