Roma: riqueza cultural, gastronómica y la experiencia italiana máxima.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

En Roma, la grandísima riqueza cultural e histórica, la mezcla de sabores y gastronomía italiana, junto con la cercanía latina de los locales, la hacen la cuidad italiana imperdible.

¿Qué tiene Roma que tantos hablan de ella? se preguntarán algunos. Lo primero que me viene a la mente es indudablemente su rica historia y cultura. Roma fue el centro del planeta en la antigüedad y gracias a ello la arquitectura, el arte y las esculturas, rodean y dan brillo a la cuidad de la misma forma en la que en otras se valen de muchas luces y arquitectura contemporánea o disruptiva para destacar.

Dentro de las maravillas de la cuidad que uno tiene que hacer una obligada visita están:

La Fontana di Trevi: Esta fuente romana es uno de los símbolos máximos de la cuidad. Esculpida con mármol y finalmente construida en el siglo XVIII es una belleza indescriptible. Si buscas una foto de postal tómala a la última hora de la tarde.

El coliseo Romano: el monumento más majestuoso de la antigüedad, y una de las 7 maravillas del mundo. Te deja sin aliento el hecho de plantarte ahí e imaginar todas las grandes batallas de miles de gladiadores y el aliento desbordante de un inmenso público. Si vas Roma es un pecado mortal no ir.

Museos Vaticanos: si de verdad deseas conocer todas las bellezas artísticas que Roma te puede ofrecer este es el lugar. La entrada tiene un costo un poco elevado (30 euros), pero bien lo vale. Pinturas de Miguel Ángel, Leonardo  Da Vinci, y obras icónicas como la creación y la apocalipsis hacen de este recorrido sui generis. Lo único malo es que tendrás que guardar en tus pupilas las obras mas  imponentes ya que para la conservación de ellas esta prohibido cualquier tipo de foto y vídeo.

También Roma se destaca por su deliciosa oferta gastronómica por doquier. “Un Pollo alla Parmigiana e un vino per favore” son las palabras mágicas que debes de decir para exaltar tu paladar. los gelattos en los días soleados de verano también son un gran aliado, y ni que decir de la tradicional Lasagna alla Bolognesa.

En cuanto a la gente de Roma son gente cálida y amable, parecidos a los latinos en varias cuestiones como la importancia de la familia y el contacto entre ellos. En lo que difieren a nosotros es en la sofisticación y la cultura con la que se suelen manejar. Y bueno, no quiero generalizar pero francamente las romanas son “belle donne” (mujeres muy bellas), por momentos te sientes pasando por una pasarela de modas, así que si quieres tener la oportunidad de poder vivir en Italia ya sabes donde tienes que pescar 😉

Por momentos me gano la emoción de compartirles más detalles de la maravillosa Roma, pero creo que con esos breves párrafos se pueden hacer una idea clara de lo que Roma puede ofrecerles: Riqueza cultura e histórica, monumentos que te dejan la boca abierta como el Coliseo Romano, platillos para chuparse los dedos y la experiencia italiana máxima.

No dejes pasar la oportunidad de ir a Roma, la cuidad eterna y quedar fascinado, para que después de tu viaje digas como todo un romano: “Da Roma con amore” (A Roma con amor). 

 

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+