Sevilla, cuidad de maravillas.

Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+

Sevilla es una cuidad maravillosa por donde la veas, tiene historia, tiene bellezas visuales, tiene calidez en su gente y tiene lo mejor de la comida española.

Hace tres años cuando llegué de intercambio a Sevilla no sabía muy bien que esperar, solo sabía que en el verano hacía muchísimo calor, que ahí se había fundado el flamenco y que era una de las ciudades más antiguas de toda España. Pero conforme pasaron los días me fui dando cuenta de lo maravillosa que era Sevilla.

Sevilla es una de las ciudades con más historia que puedes llegar a conocer de todo el planeta sin ninguna duda. Para empezar de ahí partieron todas las embarcaciones españolas para lo que sería la conquista de América Latina, también fue cede de la casa real durante bastante tiempo en la edad media y parte del renacimiento, así mismo también tuvo gran presencia para lo que fue la casería de los herejes en la inquisición española e incluso para sorpresa de muchos fue la capital española en el siglo XIX.

Si vas a Sevilla es de visita obligada: La Plaza de España (es un conjunto arquitectónico muy bello, amplísimo con rasgos andaluces, y que pareciera una gran entrada para todos los visitantes de la cuidad, con una especie de arco que la rodea toda), la Giralda (el campanario de la cuidad con bases arquitectónicas de una antigua mezquita), la catedral de la cuidad (donde yace muerto Cristóbal Colón), y la Real Alcázar (un complejo palacio fortificado extensísimo con hectáreas de jardines, cuartos y facilidades para lo que ha sido hasta hoy en día: sede la corona y ámbito del poder municipal de la cuidad). Si llegarás a tener un sólo día en Sevilla y me preguntarás que sería lo que más vale la pena conocer te diría sin dudarlo, la Real Alcázar, no por nada la exitosa serie de Game of Thrones fue a rodar una temporada en sus instalaciones, la belleza visual medieval que desborda es brutal.

En cuánto al clima, Sevilla es un paraíso en meses de invierno, mientras varias ciudades de Europa mueren de frío en Sevilla se disfrutan climas templados de 15-10 grados C, en el peor de los casos. La cosa cambia en verano, a partir de Mayo los pobres sevillanos tienen que lidiar con las ondas de calor del norte de África y las temperaturas son una auténtica locura, pueden llegar hasta 42 grados C!!. Literalmente te sientes en un sauna gigante y casi nadie sale de sus casas hasta en la tarde, así que lo mejor sería que fueras de Septiembre a Marzo.

Y bueno que decir de su gente, Sevilla es una cuidad con una calidez humana solo superada por la gente de Latinoamérica, pero si nos centramos sólo en Europa el trato que recibes ahí es excepcional!. Siempre con una sonrisa te explican si estás perdido, cuando te atienden en los restaurantes, y cuando deseas hacer nuevas amistades se abren pronto para ayudarte y hacerte la vida más fácil. Quizá se deba al ser una cuidad de clima  muy cálido lo que genera emociones más positivas, o al hecho de que reciben millones de turistas y estudiantes constantemente, que los ayudo a adaptarse a ellos. Sea como fuere la vibra de la cuidad te hace sentirte como en casa y hace que no extrañes tanto tu tierra.

Cabe resaltar que esto no es en todas las ciudades españolas, y justamente eso es lo que le otorga más valor a Sevilla. Ciudades como Madrid, País Vasco, y las de norte son más frías y distantes en su trato.

Y bueno para no seguir extendiéndome (aunque lo haría si me lo pidieses en los comentarios), Sevilla tiene muy buena comida, y lo dice alguien que ha podido visitar media Europa, pero la comida española y más la preparación al sur de España es otro boleto. Para los amantes de la carne estarán muy a gusto. Desde la preparación de los caldos, el arroz, el plato fuerte, prácticamente todo lleva embutidos. Para los que no les guste la carne también destacan mucho por sus mariscos, así que pedir gambas, mejillones o paellas de mariscos harán que flipes haha.

Sevilla, como has podido comprobar fue una ciudad maravillosa en mi estadía, que me dejo una huella muy profunda, mi segunda casa, y sin duda regresaré más pronto que tarde. Y para ti que me lees te la recomiendo en todos los sentidos, abrirá tu mente y tu corazón a experiencias “sui generis”.

Y como dice la canción:

“Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo, su duende
Me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente”.

Si te gusto mucho el post y deseas que me explaye más, o cualquier otra cosa, coméntamelo en los comentarios. Ya sabes que también puedes compartirlo o suscribirte. Aquí abajito pones tu correo, le das al botón si quiero y listo, ¡es gratis!

Quiero estar al día de todas las novedades del blog.






Facebook

Facebook
Instagram
LinkedIn

RSS
Google+